Marte

En el mundo de la Cábala, Marte es el rostro visible de Gueburah y el colaborador más directo de Binah-Saturno, y se situa en la columna de la izquierda, la del rigor.. Supone, pues, el retorno de la ley, cuando ésta ha sido violada. Marte se ocupará de restituir la ley de Saturno quebrantada y todo lo excesivo que Júpiter ha edificado se verá demolido. Supone una etapa dura y, contemplado desde el exterior, todo lo que sucede bajo el reino de Marte parecerá arbitrario, pero las leyes del cosmos no pueden ser permanentemente quebrantadas y Marte actúa sin paliativos. Es por tanto, el ejecutor de la Ley (expresada por Saturno). Todos tenemos en nuestra carta un sector, indicado por Júpiter, donde podemos organizar nuestra vida según nuestros sentimientos, nuestros pensamientos, nuestra forma de ser. Es decir, allí donde podemos ejercer el poder. Sin embargo, si hacemos un uso abusivo de ese poder, cometemos excesos o creamos desequilibrios en nuestro entorno, será Marte el que, con su acción correctora, restaurará de nuevo el equilibrio y la ley. Para expresarlo de una forma gráfica, Marte sería la figura del policía que nos impone una multa cuando cometemos una infracción. De ahí la asociación de Marte con los conflictos, los riesgos y los accidentes.

Marte rige los signos de Aries y Escorpio. En Aries, Marte se manifiesta positivamente poniendo en marcha nuestra voluntad y nuestra iniciativa para poner en marcha nuestros proyectos. A través de Aries, Marte ejerce funciones de inseminador de la espiritualidad, para propiciar el retorno a la ley: la comprensión de ésta, desde el interior. A través de Escorpio, Marte manifesta su polaridad negativa de modo que las fuerzas marcianas son utilizadas por la energía de Escorpio para generar las formas físicas que han de servir de soporte a los cuerpos espirituales, motivo por el que este Planeta se asocia al sexo. Por extensión, es el productor de todas las formas materiales que crea el hombre gracias a su trabajo. De ahí que Escorpio sea el signo que rige la industria que fabrica los objetos materiales y Marte sea considerado el planeta del trabajo señalando en un horóscopo, las aptitudes del individuo para un trabajo determinado.

Marte: El Ejecutor de la Ley

Marte ejerce, pues, funciones de portador de vida, ya que es él, a través de Aries, quien introduce en nosotros los gérmenes de la vida divina, y de portador de muerte, ya que, a través de Escorpio, nos facilita las formas físicas que, en el estado actual de nuestra evolución, sólo pueden contener las energías espirituales durante un tiempo, de modo que esas formas deben morir y ser renovadas.

Marte representa la fuerza bruta, la rabia ciega, la impetuosidad y una temeridad que puede hacernos quedar como estúpidos, pero también se le puede entender como una especie de agresión sana, como un impulso positivo que lleva a la materia viviente a expresarse; es el poder que empuja a una semilla a germinar. Es un enorme caudal de energía y una gran fuerza de voluntad que bien canalizada, nos permitirá llevar a cabo nuestros proyectos. Son los deseos, la ambición, la acción vital, la energía sexual, la impulsividad, el trabajo y el sistema productivo. Sin embargo, todo ese caudal de energía mal canalizado, puede crear conflictos, violencia y accidentes.

En un horóscopo, si Marte está situado por encima del horizonte, es indicio de que está trabajando con las fuerzas de la vida; si está situado por debajo del horizonte, es que está trabajando en la creación y multiplicación de las formas materiales. La posición de Marte en un horóscopo nos indicará además: el trabajo que ha de realizar el individuo y el punto de arranque del trabajo de regeneración de la naturaleza corrompida. Siempre hay algo corrupto en nosotros y la posición de Marte ha de indicarnos cómo procederá el individuo para extirpar esa corrupción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *