La Casa X

La Casa X expresa en la Tierra las potencialidades de Capricornio. Dijimos al hablar de este signo que en él se encontraba la materia prima para la construcción del universo físico. La Casa X nos indicará la manera utilizada por el individuo para construir ese universo, o sea, que veremos en ella sus aptitudes para el ejercicio de una profesión. Es a través de este canal que el hombre dejará sus huellas en la Tierra, ya que su acción mental y emotiva será creadora de una realidad más lejana, mientras que la Casa X señala su actividad presente a través del trabajo diario.

Todas las fuerzas del universo gravitan hacia la Casa X, ya que el objetivo de la Creación es ir convirtiendo la idea en piedra para, en una fase ulterior, transmutar la piedra en esencia espiritual. Ahora nos encontramos en la fase involutiva, en la que el espíritu desciende hacia la materia, de modo que esa convergencia de todos los impulsos hacia la Casa X hace que éste sea un punto clave del horóscopo. Es el punto en el que el individuo encontrará todas las facilidades imaginables para realizar su programa humano. Representa por lo tanto, la imagen publica y la profesión desde el punto de vista vocacional. Aquellas cualidades y capacidades que podemos aportar a la sociedad que nos rodea y lo que espera la sociedad de nosotros. Es el punto más alto de la Carta y será en este sector donde podemos materializar todos nuestros proyectos, según el signo y los planetas que lo ocupen.

La Casa X también rige el padre y nos indica su carácter, su posición, sus problemas. En este sentido es indicadora de la situación social de la familia. El padre físico es un reflejo del padre espiritual, de Kether, la más alta jerarquía creadora. El padre, tanto a nivel físico como a nivel arquetípico y todo lo que para nosotros represente autoridad.

A nivel profundo indica lo que el nativo tiene que elevar, las cualidades del alma que intenta desarrollar durante su vida. Muestra lo que se ha alcanzado, cómo el mundo le ve a uno y le valora y la influencia que se ejerce en el propio círculo. El Medio Cielo (cúspide de la casa 10) representa el sentido de la vida del individuo; lo que quisiera conseguir en esta vida. La profesión como expresión del sentido de la vida. Las metas que conscientemente queremos conseguir. El Fondo Cielo (Casa IV) simboliza el de dónde venimos; el Medio Cielo (Casa X) a dónde vamos para realizarnos en esta vida.

Los malos aspectos planetarios sobre este sector obstaculizarán la vida profesional de la persona así como sus relaciones con padre. La profesión no dará de sí lo que cabría esperar por el talento del individuo; el trabajo carecerá de continuidad y no será el más apropiado a sus aptitudes, dificultando el hallazgo de un empleo en el que esas aptitudes puedan emplearse.

Una concentración de planetas en esta casa indica que la persona goza de grandes facilidades para acceder a puestos de responsabilidad y de reconocimiento social. En cambio, una Casa X huérfana de planetas es síntoma de que se carece de ayudas y que la persona tendrá que conquistarlo todo con su propio esfuerzo. Persona con tendencia a ser extrovertida, viviendo de cara al exterior, cultivando una intensa vida social que le darán ocasión de relacionarse y obtener ventajosos puestos profesionales, pero se verá privado de toda intimidad y no podrá echar raíces en nada.