Las Casas de Fuego: La Trinidad del Espíritu

El Fuego es la fuerza vital que anima todas las formas vivientes. Es el elemento asociado con la voluntad de ser, la urgencia de expresarse desde dentro de uno mismo. La Casa I es la primera casa de Fuego, representa el momento Yod del elemento y es una Casa Angular: La liberación (Yod) de la fuerza vital (Fuego). La Casa I muestra, por lo tanto, el aleteo inicial del ser en nuestro interior, el impulso a ser una persona aparte y diferente, la plantación de la semilla de la fuerza de la voluntad.

La segunda Casa de Fuego es la Casa V, que representa el momento He del elemento y es una casa Sucedente. Es la fase de interiorización de esa energia (Fuerza de Voluntad) generada en la Casa I, y donde recibe dirección y orientación, reforzando nuestro sentimiento de identidad (Casa I) al ir en busca de aquellas formas de canalización y expresión creativa que nos hacen sentir vivos. A través de nuestra creaciones, dejamos la impronta de nuestra personalidad.

La tercera casa de Fuego es la Casa IX, que representa el momento Vav del elemento y es una Casa Cadente. Es la fase de exteriorización de esa energia, esa fuerza vital. Es el momento de reconsiderar, reajustar y reorientar la manera en que concentramos nuestra energia-voluntad y nuestro sentimiento de identidad al considerarnos y considerar nuestra visión de la vida, en un contexto más amplio. En la Casa V exploramos nuestra propia creatividad personal, pero en la Casa IX empezamos a entender el funcionamiento de una inteligencia cósmica y creativa que da forma a la vida de acuerdo con ciertas leyes y principios universales.

En la primera Casa de Fuego (Casa I) se inicia la chispa de nuestra propia identidad. En la segunda Casa de Fuego (Casa V) reforzamos, confirmamos y expresamos esa identidad. En la tercera Casa de Fuego (Casa IX) vemos como la naturaleza creativa de nuestra voluntad (Fuego) y la urgencia de ser uno mismo, se expresan mediante los principios arquetípicos que rigen y generan la vida en su totalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *