La Luna: la cristalización de las energías

La Luna: la cristalización de las energías

Si el Sol indica nuestro Programa Humano según el Signo donde se situe, la Luna es la encargada convertir en imágenes concretas las energías procedentes de los demás planetas. La Luna no actúa por libre y lo que hace es manifestar y plasmar el mensaje y los guiones de los demás planetas. Al igual que nuestro satélite, que no tiene luz propia y simplemente refleja la luz del sol, la Luna de nuestra carta canalizará la energía del Sol (Ego Superior) y será a través de ella como nuestra voluntad se cristalizará y manifestará en el mundo material. Si el Sol representa el principio masculino, la Voluntad creadora, la Luna simboliza el principio femenino, la fecundidad creadora, lo que nos permitirá plasmar en actos el programa de nuestro Ego Superior (determinado por la posición del Sol y el resto de planetas).

La luna representa el arquetipo femenino, la madre. En el tema de un hombre, representa la parte escondida, oculta de su personalidad, que se manifestará a través de su pareja o bien (si no tiene) a través de las mujeres que pasen por su vida. En un tema femenino, se manifestará en su carácter, su personalidad, su voluntad. En ambos casos representa a la madre, la infancia, el pasado, el hogar, las emociones y las raíces.

Los malos aspectos planetarios sobre la Luna nos dirán si las energías del resto de la carta son captadas con nitidez. Puede que un planeta determinado monopolice la producción de imágenes, y que otros se vean excluidos de ese instrumento de difusión, de manera que aunque los impulsos se produzcan, no podrán ser nunca cristalizados y hechos realidad. La Luna rige a Cáncer, primer signo de Agua, y por lo tanto también los sentimientos y las emociones. El pasado, la familia, el hogar y todo lo oculto se encuentra bajo la influencia de la Luna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *